El miedo a exportar

Escrito por || 3 noviembre, 2011 en Avalmadrid, Internacionalización - Sin comentarios

La empresa tiene que prepararse y tomar la decisión de exportar en función de esta preparación contando con los medios necesarios para ello. No es difícil y no tiene que dar miedo.

La preparación implica desde el propio producto a exportar, la preparación de la dirección y los empleados, la de los propios accionistas, el proyecto de exportación con su mercado y proyecciones, la capacidad productiva y sus necesidades financieras si fueran necesarias, el coste y la capacidad de afrontarlo.

Otro aspecto importante es asumir que la exportación implica a toda la empresa y a todas sus áreas, por lo que la comunicación y, sobre todo, la formación e implicación del equipo es imprescindible a todos los niveles.

Existen numerosas instituciones que nos ayudarán a tomar la decisión; el ICEX, con su información continuamente actualizada sobre los mercados, incluso sectoriales, y sus programas especiales como el PIPE, o incluso sus viajes organizados asistidos, nos ayudarán en los primeros pasos. Las Cámaras de Comercio e Industria, con sus informes internacionales, ayudas a los viajes y sus misiones comerciales a las que podemos asistir en prospección con costes realmente ajustados, nos serán igualmente de gran ayuda. Una vez dados los primeros pasos, instituciones como las Sociedades de Garantía Recíproca pueden colaborar con nosotros en las fases de financiación, en especial Avalmadrid con sus líneas de internacionalización o el ICO con sus líneas con el ICEX.

Hay que estar preparado y asistido. La exportación no debe dar miedo sino todo lo contrario. La satisfacción que produce que nuestro producto se venda en mercados exteriores, incluyendo el incremento implícito de las ventas, compensa asumir ese temor a lo desconocido.

 

Deja un comentario

No soy un robot *