Planes básicos de continuidad de tu negocio (III)

Escrito por || 30 noviembre, 2011 en Emprendedores, PYMES - Sin comentarios

Tras ver la semana pasada qué medidas técnicas puedes tomar para asegurar la continuidad de tu negocio, hoy expondremos qué medidas organizativas puedes implantar para aumentar la seguridad y garantías. Hace unos días vimos una de ellas, la copia de respaldo o copia de seguridad, algo fundamental a nivel informático y de seguridad de datos, sin embargo, hay otras más que puedes implementar de forma sencilla y económica. Analizaremos brevemente algunas de ellas, desde la óptica organizativa:

  • Sede alternativa: Es cierto que lo más importante ya lo tienes salvado, que es la información, pero en caso de desastre o si se da la circunstancia de que no puedes acceder a tus instalaciones, debes tener un “Plan B”, un lugar donde poner reunir a tu equipo, llevar equipos informáticos o los útiles necesarios para tu actividad e intentar proseguir con ella. Para ello, una muy buena opción es un centro de negocios, donde en pocas horas puedes contar con una oficina o despacho, adecuado a tus necesidades de espacio, y lo más importante, con todos los servicios básicos incluídos (luz, Internet, limpieza, seguridad, teléfono, etc.).
  • Seguros: Solemos acordarnos de los seguros en dos momentos: cuando nos llega el recibo de pago, y positivamente, cuando por un percance o accidente tenemos que recurrir a ellos. Tener un seguro que cubra nuestras instalaciones, material y demás activos ante un desastre, es importante, pero más importante aún es asesorarse bien de las coberturas y casuística contemplada, así como de la forma de operar en caso de tener que solicitar ayuda.
  • Prevención de riesgos laborales: Nada hay mejor para asegurar la continuidad de un negocio que la prevención. La “evangelización” del personal es importante, pues todos y cada uno de los miembros de tu empresa o negocio, por pocos que sean, deben estar implicados y ser conscientes de su importancia. Todo el personal debe saber cómo actuar en caso de incendio o accidente, qué medidas de protección y seguridad tener en cuenta respecto a las instalaciones, equipos informáticos y material, y demás detalles que conforman un plan básico de prevención de riesgos laborales. Sin embargo, de inicio, la clave es tener un manual o procedimiento básico que recoja la información a tener en cuenta.

Tras haber considerado las medidas técnicas y organizativas a implantar en tu negocio o empresa, pasaremos a detallar en próximos post qué medidas humanas debemos tener en cuenta para facilitar la continuidad de tu negocio.

 

Deja un comentario

No soy un robot *