La nueva reforma financiera y el flujo del crédito

Escrito por || 3 febrero, 2012 en Actualidad Económica, Financiación - Comentarios desactivados en La nueva reforma financiera y el flujo del crédito

Ayer, 2 de febrero, el Ministro de Economía anunció que en el Consejo de Ministros de hoy se iba a aprobar un nuevo decreto-ley de reforma del sistema financiero, aunque se limita a las entidades de crédito.

Aunque es pronto para emitir una opinión fundada, ya que no contamos con el texto de la norma, aún no publicada, por lo que contó el ministro, anticipamos que la reforma contendrá dos grandes apartados.

El primero es la transparencia, es decir, que los balances de estas entidades reflejen el verdadero valor de las mismas. Por la utilización de distintas técnicas contables, las entidades de crédito tienen en su activo bienes inmuebles y créditos con garantías inmobiliarias valorados a un precio muy superior a su valor de mercado. Volvió a salir la cifra de 50.000 millones de euros, como la cifra que deberán provisionar, pero explicó que esta cifra no es algo aproximado y elegida al azar, sino que tiene detrás un detenido análisis del verdadero valor de los distintos activos, según se trate de suelo, viviendas terminadas, etc. Ello forzará a nuevas fusiones, que además estarán favorecidas en la norma, por unos mayores plazos en el calendario de las provisiones. Como no podía ser de otra forma, el ministro no adelantó qué entidades se iban a fusionar, ya que eso corresponde a la iniciativa de las entidades afectadas.

Esta medida es muy importante, porque los mercados financieros no confían en la banca española porque saben que sus balances no reflejan su verdadero valor, por lo que hacen sus estimaciones, que pueden ser exageradas y que en ningún caso les proporcionan una autentica confianza. Lo que se pretende es que exista la certeza de que los documentos contables reflejen la realidad de las empresas financieras.

El segundo es la gobernanza de las entidades que han recibido ayudas públicas. Este tema fue el menos desarrollado por el ministro y es muy importante y no solo por el tema salarial, después del escándalo de la publicación de unos sueldos muy elevados de algunos directivos. Lo relevante es que los procesos de fusión y bancarización de las cajas habidas hasta el momento no han traído consigo una racionalización y reducción de esa maraña de asambleas, consejos, comités y comisiones, sino más bien al contrario, ya que se han mantenido los que tenían las cajas, a los que se ha añadido los nuevos de los bancos. Además, no tiene mucho sentido mantener los mismos órganos y personas que han llevado a estas entidades a la situación en que se encuentran y pensar que, los mismos, van a ser capaces de solucionar los problemas que han creado.

En resumen, transparencia y buen gobierno van en la buena dirección para que el crédito vuelva a fluir.

Los comentarios no están disponibles.