¿Deslocalizar tu producción o “relocalizar”? (II)

Escrito por || 30 abril, 2012 en Actualidad Económica - 1 comentario

Analizábamos en un post anterior el cambio de ciclo que en algunos sectores se estaba observando desde 2010 principalmente, y es la decisión de muchas empresas de “plegar velas” en su producción en el exterior (Asia, Latinoamérica, Norte de África y Europa del Este) para contemplar el volver a traer la producción, o al menos parte de ella nuevamente a España (relocalización), tal vez asumiendo el “nearshore” como la estrategia a seguir, aprovechando los costes más bajos en algunas regiones o ciudades de España, de hasta un 40% menos que ciertas ciudades principales.

Las razones de este cambio de estrategia son numerosas, pero vamos a analizar algunas de ellas:

  • Las previsiones de ahorro no se han cumplido: Cuando hace unos años el empresario o emprendedor tomó la decisión de analizar con la calculadora en la mano la rentabilidad de la producción, tal vez obvió factores como por ejemplo el restar a dicho margen los viajes periódicos de control al país, gastos derivados como controles aduaneros o logísticos que han podido cambiar, el que la regulación o legislación en dicho mercado o país haya cambiado (riesgo legal o político), o que incluso la divisa se haya revaluado tanto que el margen comercial se ha visto reducido a la mínima expresión.
  • Simplicidad de operaciones: Nada tiene que ver para un empresario madrileño, la lógica se impone, el producir textil en Shanghai que el producir textil en Alicante o Lugo, por poner un ejemplo. ¿Razones? Cierto es que los costes chinos están a años luz comparativamente con lo costosos que pueden resultar a su lado los costes de cualquier región española. Sin embargo, hay que reconocer que las operaciones se reducen:

– Los costes logísticos se reducen notablemente.

– El control de calidad se puede supervisar constantemente sin contar con presencia en otro país o viajes constantes.

– Ante cualquier incidencia que requiera presencia física, cualquier punto de la península está a una hora de avión o
pocas horas en automóvil.

– Evitamos problemas de comunicación que supongan tensiones con el productor o suministrador, y se minimizan
riesgos.

Estas son solo algunas de las razones por las que algunos empresarios están tomando esta decisión de relocalizar. Sin embargo, cada sector y negocio es bien diferente, lo que provoca que nuevamente toque poner en la balanza las ventajas y los riesgos o inconvenientes, y echar números. Si aún estás decidido a externalizar en el extranjero, hay empresas a las que apoyamos, con una excelente planificación y análisis de costes, que llevan años haciéndolo con éxito. ¿Te unes?

 

Un comentario || "¿Deslocalizar tu producción o “relocalizar”? (II)"

Seguimiento para esta entrada

  1. ¿Deslocalizar tu producción o “relocalizar”? (II) | TravelSquare

Deja un comentario

No soy un robot *