¿Puede una PYME cotizar en bolsa? (II)

Escrito por || 23 mayo, 2012 en Financiación - Sin comentarios

Ya estuvimos analizando en anteriores post la alternativa que sobre el papel tienen las PYMES o empresas medianas de optar a salir a cotizar al MAB (Mercado Alternativo Bursátil) con el fin de obtener financiación para nuevos proyectos o llevar a cabo un plan de crecimiento. Además de las exigencias o regulaciones que conlleva este paso, es una decisión que puede forzar a cambiar ciertos rasgos de la gestión interna, porque ya se entran a dar explicaciones, datos, informes y planes estratégicos no solo a los socios de toda la vida, sino al propio mercado, a nuevos inversores, e incluso la obligación de publicar hechos relevantes ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por otro lado, hay que tener en cuenta los costes que supone dar el paso de cotizar en el MAB. La media está en aproximadamente un 10% del importe colocado en la emisión. Es decir, si salimos al mercado con 1 millón de euros, el coste transaccional, de entidades colocadoras, asesores, comisiones, etc., supondrían aproximadamente unos 100.000 euros. Solamente el banco emisor se lleva al bolsillo la mitad de esta cantidad. Aparte, hay que contar con otros gastos adicionales, como marketing y comunicación, abogados, etc., pues en gran medida, el éxito de la colocación depende de la campaña de difusión que se haya llevado a cabo en medios, prensa, Internet, compañías interesadas en la colocación, etc.

Entidades como Sociedades de Garantía Recíproca u otros entes públicos se han lanzado a dar la posibilidad de financiar la salida a bolsa hasta ciertos límites y cuantías, incluso asesorar y ayudar en este paso. Todos son conscientes de que la alternativa de financiarse en el MAB es una experiencia aún reciente, comparativamente con otros países, donde llevan años haciéndolo, con normativas muy bien planificadas, y el volumen de empresas que lo utilizan es mucho mayor. Sin embargo, las perspectivas para una empresa de cierto tamaño y aspiraciones en España son muy positivas. ¿Por qué no planteárselo?

 

Deja un comentario

No soy un robot *