Es un buen momento para negociar con tus proveedores

Escrito por || 11 julio, 2012 en PYMES - Comentarios desactivados en Es un buen momento para negociar con tus proveedores

Tal vez llevas años con tu negocio o tu empresa. ¿Sientes que mientras que tus proveedores te aprietan, tienes que recurrir a financiar a tus clientes para conseguir facturar? En una coyuntura económica más favorable, hay herramientas financieras que te permitirían manejar tu tesorería y el circulante saneado, pero con el crédito tan caro, tal vez debas hacer algo que no te habías planteado nunca: negociar con tus proveedores.

Vaya por delante una advertencia: no pretendemos en ningún momento dar a entender que sea el momento propicio para poner tus cartas sobre la mesa con el argumento de que “esto es lo que hay, o lo tomas o lo dejas”, sino que creemos que hay suficientes argumentos como para que las relaciones a largo plazo se apoyen mutuamente. Precisamente esa es la primera cuestión que debes dejar clara. Quieres mantener la relación que traes desde hace meses o años, y si es viable, mantenerla por mucho tiempo.

Puede surgir la duda de qué pensará el proveedor si le expones una negociación de precios, condiciones o forma de pago. Segunda recomendación: ve sin miedo. A tu proveedor probablemente le interese lo mismo que a ti el conservar la vinculación comercial. Es mucho más sencillo mantener lo que tienes que no conseguir un nuevo cliente donde te arriesgas mucho más. La tercera recomendación es que seas sincero. Explícale la realidad de tu situación, sin ser tan permeable que crea que es tu única alternativa. Sé sincero, y dile que deseas negociar con el objetivo de que sea tu mejor proveedor.

Un cuarto aspecto a tener en cuenta es intentar negociar en aspectos que no signifiquen de entrada una rebaja en los precios, sino detalles donde sea más fácil ceder por parte del proveedor, como por ejemplo:

  • ¿Puede asumir la parte logística (transporte, almacenamiento, manipulación)?
  • ¿Puede ofrecer descuentos a cambio de centralizar los pedidos en ciertos días al mes o al trimestre?
  • ¿Puede admitir fórmulas de pago como pagarés, factoring, etc.?

En estos tiempos de cambios, la adaptación es fundamental, pero más importante aún, es la capacidad de negociar con tus proveedores haciendo sentir a la otra parte que ambos han resultado ganadores. Ahora es un buen momento.

 

Los comentarios no están disponibles.