Financiación e internacionalización: dos piezas básicas para las pymes

Escrito por || 14 julio, 2012 en Actualidad Económica, Avalmadrid, Internacionalización, PYMES - Comentarios desactivados en Financiación e internacionalización: dos piezas básicas para las pymes

El sector exterior es el único que proporciona noticias positivas sobre el crecimiento económico. El consumo y la inversión, tanto pública como privada, están cayendo y solo el descenso de las importaciones y el aumento de las exportaciones permiten que la recesión no sea mayor de lo que es. Es normal que el ministro de Economía y Competitividad afirme que la economía española tiene que tender a contar con un sector exportador con un peso creciente.

En los últimos diez años España ha sido capaz de mantener su peso en el comercio mundial, a pesar de la competencia de las nuevas economías emergentes y desde que empezó la crisis la ponderación de la exportación en el PIB ha subido cinco puntos, hasta sobrepasar el 30 %. Cifras todas ellas meritorias pero no suficientes. Alemania, en los últimos quince años ha aumentado su peso en casi veinte puntos, hasta sobrepasar el 50 % de su PIB.

La pregunta que nos tenemos que hacer es qué es lo que hay que hacer para alcanzar estas metas. Unos dirán que hay que mejorar la competitividad, con un mercado de trabajo más flexible, un coste de la energía más bajo, mejores infraestructuras, etc. Otros afirmarán que lo que los pequeños y medianos empresarios necesitan es un profundo cambio cultural para que vean que el resto del mundo es un enorme mercado potencial. Una apuesta decidida empieza con la contratación de un directivo con experiencia internacional. La administración puede hacer mucho para ayudar a este cambio cultural, empezando por una unificación de esfuerzos y una clarificación del papel de cada uno en el fomento de la exportación. La formación se convierte en algo esencial.

Desde Avalmadrid también podemos ayudar a cumplir este objetivo de apertura de la economía española, tan necesario en nuestra región, donde el peso de la exportación está muy lejos de la media nacional. Tenemos que difundir la existencia de nuestras líneas de internacionalización de la empresa madrileña y de exportación, que tienen por objeto que ningún empresario madrileño se quede sin exportar por falta de financiación. Tampoco nos podemos olvidar de los avales técnicos para participar en licitaciones internacionales. Y todo ello, siempre con el apoyo de bancos con vocación y experiencia internacional, que aportan ese plus cultural a nuestros exportadores.

Los comentarios no están disponibles.