¿Quieres tener solo testimonios positivos de tus productos o servicios? Cuidado.

Seguro que te has esforzado por situar en tu web, blog, catálogo, dossieres, plataformas de comercio electrónico, etc., los testimonios positivos de tus productos o servicios, e incluso tus comerciales o tú mismo, en la labor de conseguir o mantener clientes, solo cuentas cosas positivas y tapas siempre las negativas. Pues tranquilo, haces lo que hace la mayoría, aunque internet nos haga replantearnos si debemos ser más transparentes y sinceros. ¿Por qué decimos esto? Porque los consumidores han cambiado las reglas del juego, y si antes las marcas invertían en tener comentarios positivos (incluso artificialmente), cada vez hay una mayor desconfianza de todos los productos o servicios que solamente tienen opiniones positivas, y, si cabe, más cuando son extremamente buenas y no hay ninguna negativa.

20170522

Según ciertos estudios de neuromarketing, el 95% de los consumidores tiene dudas o sospechas de las opiniones que solo contienen comentarios positivos, y parece que la gran mayoría tiene el hábito de buscar las negativas, aunque sean pocas; la razón es que le atribuyen a estas una mayor credibilidad.

Es cierto que los testimonios son necesarios, diríamos incluso determinantes (sin testimonios, casos de éxito u opiniones, los consumidores buscan alternativas. De hecho, se calcula que los productos que tienen más de 20 testimonios tienen un ratio de conversión de casi un 85% mayor que aquellos que no lo son). El consumidor o generador de opinión en internet tiende a pensar que el que haya testimonios neutros, regulares o negativos es un ejercicio de honestidad, de confianza y de transparencia.

Deja un comentario

No soy un robot *