Cuatro claves para que tu presupuesto venda por sí mismo (I)

Escrito por || 28 noviembre, 2017 en PYMES - Sin comentarios

Presupuestos

Un presupuesto, en muchos casos, es la primera o una de las primeras interactuaciones con algún contacto que puede llegar a convertirse en un cliente, y además de la atención comercial de la primera visita, llamada o correo electrónico, cuando reciben el presupuesto solicitado en muchos casos se trata del momento de la verdad, el momento en que nuestro contacto no solo se fija en la cifra de venta del producto o servicio, sino en muchos aspectos que pueden ser determinantes para que pase a ser tu cliente.

Ten en cuenta que el comercio electrónico hace que, en ocasiones, no haya habido ningún contacto previo y nos llegue una solicitud de presupuesto por internet de forma directa. Por tanto, es fundamental que puedas enviar un presupuesto que venda, que consiga transmitir y satisfacer todas aquellas dudas o suspicacias que pueda tener el receptor, y eso es lo que vamos a intentar recomendar en los próximos posts.

La primera clave de la que vamos a hablar es respecto a la concreción del servicio, producto o proyecto que vas a ofrecer. En muchos casos vemos presupuestos que están compuestos por una línea y una cifra. Ni siquiera una factura o un recibo es tan escueto, y sin embargo, ¿esperas que al receptor le quede claro el alcance del servicio o producto con solo una línea descriptiva? En absoluto. Por tanto, lo primero que debes tener claro es que realizar un presupuesto es un trabajo en sí mismo. De hecho, hay empresas que disponen de equipos o personal destinado en exclusiva a la realización de valoraciones y presupuestos. Y dentro de dicha labor se encuentra la descripción pormenorizada del alcance del servicio o producto, es decir, un detalle minucioso que no deje ningún fleco suelto: datos específicos, descripción completa, características… En caso de ser un proyecto, debes incluir la fecha de inicio, fecha de finalización, fecha de entrega, hitos intermedios, responsables del proyecto, formato de entrega, etc. Usa empatía y piensa en aspectos que esperarías tú que fueran incluidos.

Deja un comentario

No soy un robot *