Cuatro claves para que tu presupuesto venda por sí mismo (III)

Escrito por || 13 diciembre, 2017 en PYMES - Sin comentarios

presupuestos

En los dos posts anteriores, hemos hecho referencia dos claves que pueden favorecer que se eleve tu tasa de presupuestos aceptados. Esto es importante, puesto que invertimos mucho tiempo en actividad comercial con el objetivo de recibir solicitudes de presupuestos, y a lo mejor el error no se encuentra en el producto o servicio en sí mismo, ni tampoco en el precio, ni en los plazos, sino en no saber venderse. Además de las dos claves anteriores que pueden ayudarte a que tus presupuestos vendan por sí mismos, hoy hablaremos de una tercera clave, y es en cuanto al diseño del presupuesto en sí mismo, es decir, no es el “contenido”, sino el “continente”.

Si nos remontamos a los tiempos en que se entregaban presupuestos en papel, no esperaríamos que nos enviaran un presupuesto en papel arrugado, sucio, de mala calidad, o incluso a bolígrafo y no impreso. Pues hoy día, cuando casi todos los presupuestos se envían en formato electrónico, el documento que enviemos debe ser suficientemente atractivo para que cumpla su función. ¿Qué aspectos debes vigilar?

  • Diseño gráfico: Debes contar con una plantilla realizada por un profesional o alguien con conocimientos en diseño gráfico que otorgue a tu presupuesto un aspecto cuidado y que encaje plenamente con tu imagen corporativa. Del mismo modo que mimas el diseño de tu escaparate, tu web, tu tarjeta de contacto o tu packaging, el presupuesto no debe ser menos, y debe contar con un diseño, estructura, colores, tipografía, tamaño de letra, imágenes y distribución uniforme.
  • Formato: Evita formatos fácilmente editables, y opta por elegir formatos más versátiles y seguros, como el formato PDF.
  • Tamaño: Aunque el presupuesto debe ser completo y detallado, evita introducir “paja” para rellenar páginas. Céntrate en lo fundamental y de interés. Eso sí, vigila también el tamaño en cuanto a peso del archivo, pues si es demasiado grande puede haber sistemas de correo que lo rechacen.
  • Redacción: Revisa tantas veces como puedas la redacción y las posibles faltas ortográficas. Una de ellas puede causar un efecto tan negativo en tu contacto que llegue a ser desestimado o penalizado.

Deja un comentario

No soy un robot *