¿Con quién es recomendable que inicies tu proyecto?

Escrito por || 27 agosto, 2018 en Emprendedores - Sin comentarios

emprender con amigos

Según una investigación de la Harvard Business School, más del 40% de los fundadores de empresas de tecnología se asocian con amigos para lanzar su proyecto. Esta cifra no es anecdótica, puesto que el estudio se ha realizado con una base de más de 10.000 emprendedores. Sin embargo, llama la atención que estadísticamente, los equipos fundadores menos estables suelen estar compuestos por amigos, rompiéndose la hegemonía de dicho equipo en uno de cada tres casos.

Es lógico que en una fase incipiente de tu proyecto, sean tus familiares y amigos quienes escuchen tu idea, te aconsejen, te hagan ver los pros y los contras, y en muchos casos, el emprendedor o empresario se rodee de personas cercanas para lanzar el proyecto. Claro que esto tiene sus ventajas, por ejemplo, la confianza, saber que ellos se preocupan por tu devenir empresarial, pero también personal, conocer sus principios y valores…

¿Por qué los equipos profesionales formados por personas que no se conocían desde hace años, y que no eran amigos, son más duraderos y suelen crecer más rápidamente? Tal vez porque tú mismo va a estudiar bien la experiencia profesional de la otra persona, sus cualidades y habilidades profesionales, va a existir franqueza de expresión a la hora de hablar las cosas y las emociones no te van a condicionar. Por otro lado, tú conoces a tu amigo o familiar en un entorno sin presión, en el ámbito social, pero no conoces sus hábitos de trabajo, no conoces tu compatibilidad profesional. Desconoces plenamente sus fortalezas y debilidades técnicas. Y más importante, no tienes experiencia en manejar conflictos que inevitablemente surgirán.

Aunque no queremos decir con esto que debas cerrar las puertas a montar un equipo directivo con amigos o familiares, sé consciente de los retos y desafíos que tendrás que afrontar, y, por supuesto, prevé las consecuencias que puede llegar a tener la situación. Lo óptimo es que tu lado profesional no desmorone tu lado personal. Solo así, tendrás éxito pleno.

Deja un comentario

No soy un robot *