¿Procrastinación en tu día a día?: preocúpate

Escrito por || 18 septiembre, 2018 en Emprendedores - Sin comentarios

procrastinacion

La procrastinación es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Quien tiene ese hábito, puede llegar a extremos en que se convierte en trastornos de comportamiento, y aquello que se pospone, puede ser percibido como abrumador, desafiante, difícil o estresante, por lo cual se justifica uno mismo al posponerlo a un futuro cercano o lejano.

Tranquilo. Miles de empresarios y autónomos tienen ese hábito, y tal vez hoy aprendan su denominación.

¿Solución?

Muchos expertos en mejorar la productividad empresarial han elaborado recomendaciones o métodos para luchar contra este enemigo del tiempo y del propio empresario. Por ejemplo, David Allen creó el sistema de organización laboral “Getting Things Done” (GTD), que se basa en algo muy sencillo: todo aquello que necesite poco tiempo para ser ejecutado, tomando un baremos de dos minutos de media, debe hacerse de inmediato. En teoría, los minutos que se consumen al pensar, plasmar en una lista y, posteriormente, consultar y ejecutar esa tarea son muchos más que los que se necesitan para ejecutar en ese momento. Claro, existe el riesgo de irse al otro extremo, ¿cuál?, convertirte en un “apagafuegos“.

El “apagafuegos

Un “apagafuegos” suele ser conocido por atender pequeñas acciones continuamente, sin avanzar e interfiriendo el abordar tareas importantes, pero sobre todo por carecer de una auténtica planificación y método de trabajo que le permita determinar qué cosas pueden ser urgentes y qué otras tantas son importantes y darles sus debidas prioridades.

Sin duda alguna el primer paso para vencer este enemigo es la planificación, así pues podríamos decir que hay quien apuesta por el “método de Allen” para crear rutinas que tengan un efecto positivo en los resultados del día a día. Lo bueno es que esta práctica puede aplicarse tanto en el ámbito personal como en el ámbito empresarial, consiguiendo una mejor organización 360 grados. Si eres tendente a la procrastinación, no dudamos que esta posible “terapia” podrá ayudarte a mejorar tu productividad cada día.

Deja un comentario

No soy un robot *