Cómo motivar a tu equipo

Escrito por || 10 octubre, 2018 en PYMES - Sin comentarios

motivación de equipos

Mantener a tu equipo motivado es una ardua labor que debe ser considerada como esencial en la lista de prioridades como emprendedor o empresario. Lo bien que te vaya en tu carrera profesional depende en gran parte de tu equipo, y lo mal que te pueda ir, también. Tus éxitos dependen de su motivación, las grandes ideas pueden nacer de tu mente, pero se ejecutan, prosperan y se definen gracias a un grupo humano que debe estar implicado y comprometido con el proyecto. ¿Cómo motivar, y lo que es más, mantener motivado permanentemente, a tu equipo?

1. Traza objetivos realistas y alcanzables: El empleado debe sentir que todo esfuerzo que haga merecerá la pena, porque habrá un incentivo que acompañe la consecución de dicha meta. ¿Qué tipo de incentivo? No tiene por qué ser solamente económico, sino la idea es que haya una motivación, a veces en forma de tiempo, días libres, mejor horario, ascensos, nuevas áreas a supervisar, etc. El que la empresa se vea beneficiada por el buen hacer de un empleado debe evidenciar que no solo afecta a la cuenta de resultados positivamente, sino que también le beneficia directamente a él.

2. Prepara un plan de carrera: Tu equipo no debe tener la sensación de que para adquirir más responsabilidades, mejorar sus expectativas, formarse día a día, o potenciar sus expectativas salariales debe cambiar de empresa. Tiene que tener claro que en tu proyecto tienes un plan de carrera a medida para él, revisable periódicamente, y donde os sentéis para poner metas y evaluar los objetivos anteriores.

3. Ten un sentido de liderazgo: No vale la imposición de tareas, del “ordeno y mando”. Cuando las cosas no vayan bien, respira y plantea cómo motivar en lugar de ordenar. Tu equipo debe verte como un líder, como alguien suficientemente carismático para “tirar del carro” en los buenos momentos y aplacar los nervios en los malos. Tus compañeros de viaje en el proyecto en que estás embarcado superarán los momentos apáticos gracias a la actitud que demuestres en el día a día. Demuestra, expresa y comunica todo lo que consideres que aumenta ese sentimiento de liderazgo.

Deja un comentario

No soy un robot *