Cómo adelantarte a los impagos de tus clientes

Escrito por || 5 marzo, 2019 en Emprendedores - Sin comentarios

adelantate a los impagos

Sucia manía la que hay en muchos países, como el nuestro, de marcar fechas de pago a 60, 90, 180… ¡¡hasta 360 días!! Un socio de Avalmadrid hace un tiempo nos comentaba sorprendido que, tras arrancar su aventura internacional y conseguir sus primeros clientes, éste preguntaba inocentemente que a qué plazo tenían la costumbre de pagar sus facturas a proveedores. Sus clientes se miraban asombrados, y le respondían: “Según nos envíes la factura, tramitamos el pago con el departamento de administración”. Cuando escuchaban los plazos que se manejan en España, se llevaban las manos a la cabeza. Hay países que incluso disponen de una legislación que contempla unos plazos máximos en que se deben ejecutar los pagos. Pasados ciertos plazos, igualmente están detallados los intereses o penalizaciones que se deben abonar como compensación por el retraso. Parece justo, ¿no?

Por eso, y ante la picaresca que puedas encontrarte, te recomendamos que en tus facturas, en un lugar destacado y bien visible, además de la “Fecha de factura” indiques “Fecha de pago“. Para que luego no pierdan tiempo tus clientes en abonarte la factura, adelántate, y en todas tus facturas indica adicionalmente el “Modo de pago” (transferencia, recibo domiciliado, cheque, etc.) y en caso de que sea mediante ingreso o transferencia, el número completo de tu cuenta bancaria. (No sobra el indicar el nombre del banco, pues debido a que muchas empresas trabajan con varias entidades bancarias, eso puede favorecer el escoger por su parte una u otra, y si coinciden la emisora y receptora del dinero, lo tendrás efectivo el mismo día).

Como ves, la idea es adelantarte a excusas que puedas oír pasadas semanas del vencimiento de una factura, como que no localizaban el número de cuenta, que no sabían cuando exactamente vencía un pago, no sabían cómo realizarlo. Incluso a veces escuchamos excusas como que, ante una duda sobre el pago, no sabía el cliente cómo contactar. Por eso, nuevamente, es muy recomendable que en tus facturas pongas claramente los métodos de contacto que tiene el cliente para hablar con el departamento de administración o quien lleve la contabilidad. No sobra el teléfono directo, la dirección postal o el email. La idea es adelantarte a los posibles impagos de tus clientes. Todo tiempo que ganes, será dinero con el que cuentes para tu tesorería.

Los comentarios no están disponibles.